"La balneoterapia no es un tratamiento aislado y único. Complementa los farmacológicos, es una forma de mejorar al paciente de forma natural, sin efectos secundarios" - Balnearios de Aragón
1006
post-template-default,single,single-post,postid-1006,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

«La balneoterapia no es un tratamiento aislado y único. Complementa los farmacológicos, es una forma de mejorar al paciente de forma natural, sin efectos secundarios»

07 Oct «La balneoterapia no es un tratamiento aislado y único. Complementa los farmacológicos, es una forma de mejorar al paciente de forma natural, sin efectos secundarios»

servicio-medico-balnearioMaría del Carmen Pardos Herrer es la doctora encargada del Balneario de Paracuellos del Jiloca. Con ella recuperamos una serie de entrevistas con los especialistas médicos de los Balnearios de Aragón, pieza clave de estos centros termales.

– ¿Por qué es necesario un médico en un balneario?

– Por dos razones: para distribuir los tratamientos según la dolencia del paciente, a quien se realiza la historia clínica y exploración previa; y porque durante la estancia pueden surgir problemas de salud que el médico debe intentar solucionar o remitir al lugar adecuado.

– ¿Qué propiedades caracterizan las aguas de su balneario?

– Las aguas del Balneario de Paracuellos de Jiloca se caracterizan por ser “sulfuradas”; es decir, su componente principal es el azufre, que, en forma reducida y debido a su capacidad de transmineralización, influye en diferentes estructuras, como las articulares, sobre todo en el cartílago. También es beneficioso para afecciones del aparato respiratorio, con efectos mucolíticos, antisépticos o mucorregulador; y en afecciones dermatológicas, con acción, entre otras, antiinflamatoria.

– ¿Para qué dolencias están recomendadas?

– Principalmente, nuestras aguas sulfuradas se recomiendan para dolencias reumatológicas, como artrosis, osteoporosis, lumbagias, fibiomalgia o secuelas post-traumáticas, entre otras; respiratorias, como asma bronquial, bronquitis, rinopatias, faringitis, sinusitis crónica, otitis medias; dermatológicas, como psoriasis, dermatitis, liquen, eccemas o prurito; y vasculares, como varices o insuficiencia venosa y déficiti de retorno linfático.

– Desde su punto de vista, ¿estamos bien informados de los tratamientos médicos que podemos recibir en un balneario o siguen considerándose centros de ‘relax y belleza’ exclusivamente?

– Según mi experiencia, desde hace unos años, la balneoterapia está ganando terreno, se conocen más los beneficios de las aguas médico-medicinales y las personas que acuden lo hacen más por salud que por belleza; aunque siempre hay gente que viene exclusivamente para relajarse y ponerse a punto.

– Precisamente el relax es uno de los objetivos de sus visitantes, ¿cómo influye estar relajado en la mejora de ciertas dolencias? En este sentido, ¿qué tratamientos recomiendan para combinar con los tratamientos médicos?

– El relax es fundamental para la mejoría de muchas patologías. Las contracturas se manifiestan muchas veces con dolor y si relajamos la musculatura disminuye dicho dolor. No olvidemos también que el estrés, nerviosismo, la vida ajetreada que se lleva hoy en día, desencadenan muchas de las afecciones dermatológicas, como la psoriasis o el liquen.

En cuanto a los tratamientos, recomendados los que tienen como fin mejorar el estrés, las contracturas musculares y proporcionar confort a las personas. En nuestro balneario, recomendaría todos (piscinas termales, pediluvios, bañeras hidromasaje, duchas vichy , tepidarium, chorros jet, masajes corporales, parafangos, baños de vapor…) que, junto al propio ambiente balneario, contribuyen a la relajación, mejoría y bienestar de aquel que nos visita.

– ¿Cómo complementa un tratamiento en un balneario a los remedios que nos dan en la consulta del médico de familia o del especialista? ¿Recomiendan éstos a sus pacientes que acudan a los balnearios para tratar ciertas dolencias?

– La balneoterapia no es un tratamiento aislado y único. Más bien complementa los farmacológicos, es una forma de mejorar al paciente de forma natural, sin efectos secundarios y agradable. Muchas personas de las que acuden lo hacen por prescripción de su médico de cabecera o especialista.

– ¿Se recomienda un tratamiento médico en el balneario para una persona de cualquier edad?

– En función de la edad de la persona y patología que lo haya traído a nuestro balneario, se prescribirá unos u otros tratamientos., pero no existe una edad, ni mínima ni máxima que nos limite.

– ¿Existen contraindicaciones en determinados pacientes?

– Las contraindicaciones más importantes de la cura termal son: procesos inflamatorios en fase aguda (como la artritis reumatoide en brote), procesos infecciosos activos (tuberculosis, por ejemplo), úlceras, déficit inmunitarios severos, “grandes”insuficiencias (cardíacas, renales, hepáticas…), hemopatías graves, afecciones psíquicas incompatibles con el esfuerzo de adaptación.

– ¿Trabajan en algún proyecto de innovación en su balneario? ¿Cuál y en qué consiste?

– Tenemos en proyecto el estudio del efecto beneficioso de nuestras aguas sulfuradas sobre los diferentes tipos de psoriasis, en personas de edades variadas y procedentes de ambientes y distintos estatus sociales. Evaluamos el grado de mejoría que obtienen, cómo ocurre, el tiempo que necesitan, si depende del tipo de psoriasis, si en el beneficio influye la edad, sexo, condición social y otras patologías que tenga el paciente.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.