Jornada de reflexión entre burbujas, chorros de agua y masajes - Balnearios de Aragón
909
post-template-default,single,single-post,postid-909,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

Jornada de reflexión entre burbujas, chorros de agua y masajes

20 May Jornada de reflexión entre burbujas, chorros de agua y masajes

Balneario de La Virgen

Balneario de La Virgen

Aunque lo intentemos, resulta imposible. Sales a la calle y hay carteles. El buzón se llena de folletos y papeletas. La televisión o el periódico llenan minutos y páginas. Nos encontramos en plena campaña electoral y cada opción política trata de conseguir el máximo de votos para poder optar a alcalde o alcaldesa y a presidente o presidenta de la comunidad autónoma.

Y mientras, la sensación general de hartazgo lleva a sondeos que indican altas cuotas de indecisión. La ley electoral, afortunadamente, nos concede 24 horas, la llamada ‘jornada de reflexión’, que nos permite desconectar de 15 días agotadores.

Así que proponemos que la jornada de reflexión se convierta en un día de relax, fuera de nuestro mundo diario y de estas dos intensas y cansadas semanas donde unos y otros se han enfrentado por nuestro preciado voto. Mientras decide si acude o no acude a las urnas, si selecciona una u otra papeleta, ¿por qué no desplazarse a alguno de los Balnearios de Aragón y desconectar?

No hay excusa. A cualquiera de ellos se puede llegar en una sola jornada. Como ejemplo, el recién abierto balneario de Ariño se encuentra a poco más de una hora y media de la ciudad de Teruel. El mismo tiempo que se tarda (más o menos) en llegar desde Zaragoza a la zona de Jaraba, con los balnearios de Alhama de Aragón o Paracuellos de Jiloca. Y no hay que invertir tanto para llegar a Panticosa desde Huesca.

Por tanto, una escapada de ida y vuelta, con un paseo por alguno de los variados circuitos termales, piscinas de chorros, un masaje relajante, una limpieza de piel, un baño de vapor, una sesión de aromaterapia… Y si padeces alguna dolencia, quizás puedas aprovechar y tratarla.

A todo ello hay que sumar una excelente experiencia gastronómica, pues en todos los centros termales que forman parte de Balnearios de Aragón un restaurante forma parte de las instalaciones.

No hay excusa. El próximo sábado es jornada de reflexión. Toma un momento ahora y piensa si no existe mejor plan que el traslado a un balneario para relajarse. Mientras, paciencia, que aún quedan tres días de ver propuestas políticas por todos lados.

¡Feliz semana!

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.