Conociendo el Balneario de la Virgen. Sus aguas y tratamientos - Balnearios de Aragón
1092
post-template-default,single,single-post,postid-1092,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

Conociendo el Balneario de la Virgen. Sus aguas y tratamientos

13 Abr Conociendo el Balneario de la Virgen. Sus aguas y tratamientos

balneario de la virgen

 

La elección de un centro termal entre la amplia oferta que existe depende de muchos factores. Podemos guiarnos por su ubicación y también por un aspecto esencial si lo que buscamos son los beneficios de sus aguas termales. En la entrada de esta semana, vamos a conocer cómo son las aguas y los tratamientos que ofrecen en uno de los Balnearios de Aragón: en La Virgen, en la provincia de Zaragoza.

El Balneario de La Virgen se encuentra en la localidad de Jaraba. Sus aguas termales ya fueron conocidas por los romanos, que llamaron a sus manantiales Aguas de las Ninfas. Declaradas de utilidad pública en el año 1828, dos millones de litros al día surgen de los manantiales de las Pilas, San José, San Antonio y Primitivo, a una temperatura de entre 30 y 34 grados centígrados.

Unas aguas que surgen de las profundidades de la tierra y son de diferentes tipos: bicarbonatadas, cálcico-magnésicas-litínicas, oligometálicas, radioactivas y sulfatadas. Cada una de ellas se destina a diferentes tratamientos, siempre con el personal médico dispuesto a aconsejar a cada uno de los visitantes al balneario de La Virgen para que encuentre el alivio necesario a sus dolencias.

De este modo, las aguas bicarbonatadas son propicias para quienes padecen problemas en el aparato digestivo y también para dolencias reumatológicas y de endocrinología. Por su parte, las aguas cálcico-magnésicas poseen acción coagulante y vasodilatadora; y favorecen la secreción y absorción intestinal.

Las aguas oligometálicas poseen una acción diurética y se recomienda para afecciones renales, mientras que las radioactivas se utilizan para tratar el estrés y afecciones del sistema neurovegetativo, respiratorias crónicas, dérmicas, endocrinológicas y alteraciones del sistema inmune. Por último, las aguas sulfatadas poseen acción antiinflamatoria y antialérgica y se usan para tratar afecciones del aparato respiratorio, digestivo y para la piel.

Una amplia variedad de aguas con propiedades diferentes que hacen del Balneario de La Virgen de un lugar apto para personas con las diversas dolencias. Como hemos comentado, el personal médico recomendará el mejor tratamiento para cada paciente. Tratamientos que pasan por diferentes baños, duchas de contraste, hidromasajes, chorros, vaporizadores, masajes, dreanajes, parafangos…

Capítulo aparte es la haloterapia, terapia natural basada en aguas ricas en sal (cloruro de sodio). En este balneario de Jaraba, disponen de una sala destinada a ello, para tratar problemas respiratorios (asma, bronquiolitis, sinusitis, tos, rinitis…), del oído (otitis), de la piel (desmatitis, psoriasis) y del sistema nervioso (estrés, agotamiento).

¡Feliz semana!

No hay comentarios

Deje un comentario